Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Abraham Abara Kessie: HISTORIADOR

By on 26 mayo, 2022

Palabras pronunciadas por Ricardo Vejar en funeral de Abraham Abara

Constituye un imperativo categórico para la Comuna de Loncoche hacer, en el momento de su partida, una breve semblanza de Abraham Abara Kessie, en su calidad de HISTORIADOR.

  Desafío que asumo como  Profesor de Historia.

La interacción que nutrió nuestros diálogos fue sustantivada por el devenir histórico, y se retrotrae al año 1974 en el Liceo Coeducacional de Loncoche, hoy Liceo Padre Alberto Hurtado; fecha desde la cual siempre lo traté de Padrecito, no sólo por la evocación del Patriarca Abraham, sino también por las reminiscencias de nuestras lecturas Tolstohianas…

Recién, en noviembre de 1973, era publicada la primera edición de “Loncoche, Antecedentes para una Historia”, cuyo sólo título es expresión de la modestia de Abraham.  Nunca pretendió escribir la Historia de Loncoche, propiamente tal.

 El Prólogo a la primera edición es testimonio de ello: “Seis años de investigación fueron necesarios para escribir este libro. La sección Periódicos de la Biblioteca Nacional fue mi gran fuente de información, lo que,  con otras lecturas, se completaron casi los Antecedentes de Loncoche, para que a otras personas, amantes de la Historia, puedan algún día servirles de base estas páginas”.

Luego de publicar el libro “Municipalidad de Loncoche 1912 – 1992”, dedicó sus mejores esfuerzos para actualizar su obra primigenia, lo que logró con nuevas ediciones que se transformaron en sendos volúmenes de más de 1500 páginas, todo lo cual refleja la rigurosidad intelectual y autenticidad de Abraham,  descrita por el Abogado Fernando Montaldo en el Prólogo de su segunda Obra,   en términos que Abraham Abara Kessie, es un ejemplar hijo de Loncoche, sencillo, modesto, recatado y honesto”.

ABRAHAM, has dejado registrada indeleblemente tu recreación histórica del proceso de fundación de nuestra ciudad: “Es en 1898 cuando Loncoche empieza a despertar y asombrado contempla a los que arrancan sus grandes árboles y limpian su terreno virgen, mientras las aves y animales silvestres miran asustados a los pioneros que con sus hachas despejan bosques para dejar camino por donde más tarde pasaría traqueteando por dos cintas de acero la locomotora con su estridente pito y llenando de ruido la espesura”.

Te agradecemos por ello y te decimos que el hombre no muere cuando la losa cae sobre su cadáver, sino cuando el olvido cae sobre su memoria.

ABRAHAM, Loncoche, no te olvidará.

RICARDO VEJAR CORTES, Profesor de Historia

                                            LONCOCHE, 02 de  Mayo de 2022

About Miguel Jimenez