Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Al menos tres jóvenes han muerto ahogados en pozones de Los Aromos en Loncoche

By on 24 enero, 2017

La falta de lugares adecuados para el baño en la ciudad de Loncoche, hace que sus habitantes o las visitas  busquen lugares con agua donde poder refrescarse en días de calor veraniego.

En La Rinconada existe un lugar donde concurre la gente a bañarse, pero está lejos de llamarse balneario, aun cuando cuente con una playa de arena artificial, ya que no cuenta con infraestructura, camarines, baños y menos salvavidas.

Otro lugar donde concurría la gente a bañarse en el Rio Cruces  era por la calle Pinto, cerca del hospital, pero no cuenta con una condición mínima y su estado no es el mejor.

Es por ello que hay gente que concurre a los pozones que se ubican en las cercanías de Los Aromos,  al final de la calle Los Mañíos, que antiguamente fueron pozos de extracción de áridos y no cuentan con ninguna condición para el baño. Tiene gran profundidad, que puede llegar a 20 o más  metros  y sus muros son verticales.

El Concejal Alex Raipan, y Paramédico del Hospital de Loncoche nos ha dicho que: “según nuestros registros hospitalarios ya han sido tres los fallecidos en los pozones dentro de los cuales hay un joven también de Santiago que falleció en las mismas condiciones que el joven del domingo pasado y además era familiar de una exfuncionaria, lo  que sucedió más o menos unos 15 años atrás.  El otro caso fue de un joven que también falleció y que al rescate fue una Paramédico de urgencia y quien  recuerda  lo dramático del caso ya que el cuerpo flotaba a orillas afirmado por un palo que sostenía otra persona desde la orilla y que al intentar extraer el cuerpo ya fallecido este se les soltó sumergiéndose el cuerpo hasta el fondo del pozón”.

Sin duda que Loncoche necesita la habilitación de al menos un par de balnearios a orillas del río que escurre junto a la ciudad con las instalaciones y seguridad que se requiere y sin que se requieran grandes inversiones.

Una de las tantas tareas pendientes para las autoridades que requieren solución a la brevedad, antes de tener que lamentar más tragedias.

La fotografía es del final de la calle Los Mañíos y desde ahí se accede a los pozones.

About Miguel Jimenez