Frase del día:: "No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer". Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

Carta al director: “Cada vez menos aplausos”

By on 27 diciembre, 2018

Señor director­:

El silencio y la ausencia de reconocimiento en algún evento son el mejor termómetro de autoridades públicas en cualquier ciudad del mundo.

En este contexto, resulta estremecedora la respuesta de la comunidad en la Gala del Ballet frente a los agradecimientos públicos a la figura del Edil de Loncoche, más conocido últimamente como Ricardo Termita o parking Peña, tristemente famoso por gastar en comisiones de servicio más de un millón de pesos en comida en menos de siete días en su última pasantía a las Europas, obviamente con cargo al presupuesto municipal.

El desprecio y la desaprobación lo consagran el silencio frente al nombramiento público de una autoridad que pretende ser representante de la voluntad de sus vecinos. Y es que las contradicciones son sentidas por los vecinos como propias a veces, pues cada familia debe pagar 15 mil pesos para que sus hijas estén en ballet, mientras la voz en OF agradece la colaboración del municipio en la persona del alcalde, mientras todos saben que se sienta con la guatita llena de comida europea siendo que con ese millón devorado por mandibu-edil podría haber sido inyectado para subvencionar el ballet infantil de nuestros niños y niñas y de esa manera ayudar con un granito de arena la economía de las familias en un comuna donde el desarrollo económico es la promesa icono del fracaso de la gestión de Peña.

El silencio indiferente del que fuimos testigos frente a la presencia de Termita Peña se explica por cosas como las descritas, pues todos recordamos que su actual periodo solo se explica por la diferencia de 14 votos, lo que le quita representatividad su gestión, se suma a ello lo del viaje y consiguiente viatico, sumado a la pileta municipal, los estacionamientos de calle Bulnes y para coronar la torta, el logro de desarrollo económico expresado en un supermercado en 12 años de gestión y gobierno bajo mandato.

El silencio de la comunidad debe pasar a formar de organización del malestar y de reconstrucción de un tejido social alternativo, así como lo hacen los muchachos por la defensa del rio, así como lo hacer las JJVV y los cabildos culturales, todos sumando esfuerzos para que los espacios de alegrias no sean impactados por la sombra de un mandato que debió quedarse degustando los finos platos de las Europas.

Atentamente.

Alejo Montenegro.

 

 

About Miguel Jimenez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *