Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Como dice el tango: 20 años no es nada

By on 3 agosto, 2020

Señor director:

“Qué triste, estuvimos a punto de completar 20 Años en el poder y hacer que esta comuna empobrecida, se empobrezca más, total al término de mi mandato yo me voy con una buena fortuna, yo no soy de Loncoche, qué me voy a quedar en este triste pueblo”, estará pensando nuestro Edil Predicador.

Cómo cambia la política, así cómo cambia la vida; lo que a principio de marzo parecía un derrota segura en la contienda electoral de octubre ya a mediados de abril, con la llegada del mortal virus Covid19  nuestro edil sacaba cuentas alegres; se le atrasaba la elección 6 meses, el Gobierno estaba mandando todo el dinero que querían a las municipalidades para ocuparlos en la emergencia sanitaria, sabía que podía hacer y deshacer con dicho dinero y en especial  ocuparlo para su campaña, -él sabe muy bien que tiene un concejo indolente que no es capaz de preguntar nada y un director de finanzas que tampoco pondría mucha traba, (él es uno de sus privilegiados y recibe también privilegios como subir licitaciones de un destacado contratista de  loncochense  a la  página  wed de mercado público).

Las canastas de alimentos que compraría, las podría repartir entre sus dirigentes(as) favoritos (as), los conocidos como Peñalovers, y sabe que la necesidad tiene cara de hereje, todos acudirían a él para limosnear comida, y ahí conseguiría los votos de sobras. Contrataría una periodista que no viviera en Loncoche, cosa que no conozca e ignore lo mentiroso y misógino que es nuestro edil y así dar a conocer sus proyectos, -los que están solo en su imaginación-, junto con esto la ciudadanía no podía desconocer su gran legado de ingeniera  como son los estacionamientos de calle Bulnes… además el concejal Fuentes también iba de candidato y era el encargado de quitarles votos a Pineda…todo iba bien, era la campaña ideal, hasta que se empezó hablar de la ley de la no relección, nuestro edil como siempre apaciguaba sus huestes del palacio consistorial diciendo: “ya hablé con los senadores está todo listo esta ley nunca se promulgará…”, lo que no sabía nuestro edil , es que los legisladores son más redondos que el cero y se equivocaron al votar, después le tocó  el turno a los diputados quienes votaron a favor de la “No” reelección retroactiva.

Volvió nuestro edil a calmar las huestes y bufones de palacio. Muy canchero él decía: “ya hablé con los ministros van a mandar el veto además el presidente sabe que los alcaldes fuimos lo que le hicimos la campaña y con esta pandemia los alcaldes estamos de moda”… y pasaban los días y el veto no llegaba… y paso lo que no estaba  en sus planes, el presidente Sebastián Piñera el día 03 de julio lo traicionó y promulgo la Ley N°21.238, todas las cuentas alegres más arriba relatadas se fueron al tacho de la basura, nuestro edil buscaba alguna luz divina que le mande un milagro, pero, no fue así.  Ahora en ocho meses más se tendrá que ir para la casa, por fin conocerá cuánto vale un litro de bencina!!!, dirá alguien por ahí;  por fin conocerá lo que cuesta un Iphone!!!,  dirán otros; por fin sabrá lo que es usar su auto particular para llevar a su hija al colegio y no usar y mal usar el vehículo municipal  o pagar un furgón escolar!!!, dirán varios más. 

Al  escribir de Ricardo Peña  no puedo dejar de recordar las palabras de Vicente Huidobro: «Desgraciadamente en nuestro país escasea el político creador y abunda el hablador, el hombrecito preocupado de hacer y deshacer intrigas. Viven encantados nadando en la pequeñez, y no sienten la Historia que llama a gritos a los hombres. Les interesa el poder por el poder, no por crear, no por construir el destino de su comuna y el país. La mayoría de nuestros políticos actúan en la mediocridad y para la mediocridad, están satisfechos así porque ellos son la mediocridad”. Citado en libro  «Tics de los chilenos», de Cecilia García.

Atentamente

Oswaldo de la Cuadra

About Miguel Jimenez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *