Frase del día: Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión. William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.

Como preparar un buen “terremoto”

By on 21 septiembre, 2019

No se mide en Richter ni Mercalli, pero nadie duda de su “magnitud” e “intensidad” en nuestro cuerpo. El “Terremoto”, mezcla de pipeño con helado de piña, es uno de los tragos más representativos de Chile y las Fiestas Patrias.

Nació en el restaurante “El Hoyo” de Santiago y es desde ahí mismo donde nos confirman su exquisito sabor y envían un mensaje a los jugadores profesionales de “rayuela corta”: ojo, se trata de “un trago dulce que puede engañarlo y alcoholizarlo más de la cuenta”.

¿Cómo preparar el mejor Terremoto?

¿Cómo prepararlo, qué ingredientes lleva y en qué cantidad? Su creador, Guillermo Valenzuela, del restaurante “El Hoyo”, conversó con T13.cl y en la misma cocina de su local nos preparó el mítico trago. Pero no sólo eso, también recomendó algunos de los acompañamientos ideales: una pichanga o una empanada de pino quedan perfecto.

Cualquiera sea su opción, “el infaltable en cada fonda y junta con amigos y familia es el Terremoto”, dice Don Guillermo. A cualquier hora y en cualquier lugar, el Terremoto es el rey de la casa, recalca entusiasta.

Pero antes de saber cómo se prepara, partamos por el principio ¿por qué el famoso trago se llama Terremoto? Spoiler: hay una relación con el hecho de que al “empinar el codo” suele moverse el piso… dicen.

“Mis abuelos comenzaron este negocio en el año 1912 y de ahí en adelante el restaurante ha pasado de generación en generación. En este desarrollo fue cuando nació el “Terremoto”. Yo siempre tuve la idea de crear un trago y años después, en 1978, fue cuando lo concreté”, revela el creador del trago insigne de la cultura popular chilena.

Chile, país de Terremotos

Una suerte de ensayo y error, así fue como nació el brebaje. “Empecé probando diferentes mezclas de helado con vino. Primero con helado de frutilla y vino tinto, pero no resultaba porque la mezcla se separaba. Después lo preparé con helado de chirimoya, pero tampoco funcionaba  porque tenía leche, cuenta Guillermo Valenzuela.

Después de este y otros intentos Guillermo le dio el palo al gato y resultó un cóctel que “ya desplazó a la chicha y la piscola: el Terremoto”, dice el experto, quien relata: “probamos el helado de piña con vino blanco, un pipeño que trajimos del sur, y así resulto el Terremoto”.

¿Y el nombre? Según cuenta su creador, surgió cuando unos reporteros alemanes vinieron a Santiago a cubrir los daños que había provocado el terremoto de 1985. Con calor y cansados por el arduo reporteo se sirvieron un vaso de vino con helado, y sintiéndose uno de ellos algo mareado al ponerse de pie, exclamó: “¡Este sí que es un terremoto!”.

Fuente: T13.cl

About Miguel Jimenez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *