Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Filemón, un hombre fuerte, resiliente, de Loncoche por adopción

By on 2 abril, 2022

En un desgraciado incendio, en la mañana del lunes pasado, Filemón González, el conocido artesano, perdió su casa de calle Andrés Bello. Casa que por gestión de Loreto Fourcade proporcionó la empresa siendo pagada con artesanía por años.

Filemon, su esposa Licha y su hija Soraya alcanzaron a arrancar de las llamas con lo puesto. Se perdió prácticamente todo, enseres, muebles, recuerdos y todas las distinciones que Filemon recibió a lo largo de su vida.

Hace algunos años, también por un incendio, el artesano perdió su taller. A los pocos días estaba nuevamente tallando y luego, con ayuda de amigos y clientes recuperó, mejorado, su taller.

«¡No vuelvo más a ese lugar y ya lo tengo en venta!”,  nos dijo con su habitual vehemencia, cuando le visitamos en casa de su hijo Iván de calle Brasil, quien acogió a su padre, madre y hermana desde el primer minuto después del incendio.

¡»Llegué a un acuerdo con Iván y aquí nos quedamos por el resto de mis días»!,  nos agregó.

Ya instaló su taller y continúa tallando.

«Tengo madera, tengo pedidos de clientes, y he encontrado estas pequeñas obras sin terminar por años «, dice mientras muestra una pequeña ruca de tantas que hizo.

Saludamos a Licha, -la artista verdadera,  y quien en su momento fue la persona que tranquilizó a Filemon y lo encausó en el tallado-;  nos reconoció e intercambiamos palabras en su lecho de enferma.

La conversación con mi amigo artesano, de tantos años, recuerdos, anécdotas, fluyó rápido. Continuó tallando, «esta es mi terapia, con esto me olvido y así lo haré hasta Dios diga”, nos dijo.

Y agregó, «por favor, por su intermedio, quiero agradecer a muchas personas que me han visitado o llamado para expresarme su solidaridad y apoyo en esta desgracia, que como nunca llegan solas, debo decir que esa mañana yo y mi hija viajábamos a Temuco al funeral de un hermano «.

Filemon es un hombre fuerte, resiliente, seguirá tallando en Loncoche como lo ha hecho por 57 años, cumplidos el 8 de marzo pasado.

Dios así lo quiera.

About Miguel Jimenez