Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

La grave contaminación en Loncoche está pasando desapercibida

By on 28 julio, 2020

Por Sebastián Troncoso, estudiante universitario

Hace algunos días se publicó en el prestigioso medio de noticias Bloomberg la triste noticia de que Temuco, nuestra vecina capital regional, habría ostentado el muy lamentable primer lugar en ser la ciudad más contaminada del mundo. En la nota publicada se explica que gran parte o casi la totalidad de los alarmantes niveles de contaminación son a causa del uso indiscriminado de leña húmeda para la calefacción de los hogares.

En Loncoche, no somos ajenos a esta realidad, y es probable que esta situación esté pasando desapercibida, dado que no poseemos registros de los niveles de contaminación del aire para nuestra ciudad, aunque basta con salir a la calle en un día frío para darnos cuenta de que la contaminación está presente, el olor a humo de leña es sumamente fuerte, al cabo de un par de minutos nuestra ropa estará impregnada a este olor.

En la nota de Bloomberg se señala que la leña húmeda es barata para el comprador, pero muy cara para la sociedad, y es que la Organización Mundial de la Salud advierte que la contaminación del aire es una asesina silenciosa, debido a que propicia una serie de daños a la salud, como los accidentes cardiovasculares, el cáncer de pulmón y las enfermedades respiratorias.

Hay que tener presente que es entendible el extendido uso de leña como modo de calefacción, ya que nuestra comuna no es precisamente una con familias de grandes ingresos, por ello resulta monetariamente mucho más viable para los hogares calefaccionarse con leña, pero esto genera un costo para todos nosotros, que es la polución del aire.

Entonces, resulta urgente que las autoridades responsables tomen cartas en el asunto, y vean esta situación como un problema real y grave, que afecta directamente a la población.

Hasta hace poco el Senador por la Araucanía, Felipe Kast, ha estado intentando impulsar el plan Araucanía Limpia, donde se subsidiaría el cambio de calefactores a leña, que resultan sumamente contaminantes, por calefactores a pellets, los que si bien contaminan lo hacen en mucha menor cantidad. Esto también da cuenta de que existen posibles soluciones, que, si bien no son de un día para otro, son logrables y permiten aminorar las consecuencias del problema.

Hago un llamado a los habitantes de nuestra comuna a preocuparnos por esta situación, no es posible que en ciertas horas no podamos salir al aire libre por la intensa contaminación, no vaya a ser que la contaminación produzca más muertes que el COVID-19 pero no le demos tanta importancia como al virus. Cabe destacar que en nuestra comuna hay una Oficina de Medioambiente, es decir, hay gente que debe encargarse de temas como estos.

Por ahora tendremos que seguir saliendo en Loncoche con mascarilla, no solo por la pandemia, sino también por la pésima calidad del aire.

About Miguel Jimenez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *