Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Pinceladas de Formación Ciudadana Capítulo 33: LA ANOMIA EN TIEMPOS DE PANDEMIA

By on 27 mayo, 2021

Profesor  Ricardo Vejar Cortés

  • ANOMIA: “Una enfermedad de la sociedad, cuyo síntoma es el incumplimiento hacia las normas y leyes que rigen las conductas morales, jurídicas y de costumbre de una sociedad, vale decir, un relativismo moral, un da todo igual, cumplir, no cumplir, y construye un modelo social sin referencias éticas”. (Emile Durkheim)

Complementariamente a  las reflexiones desarrolladas en el capítulo anterior atinentes al contenido ético que debe nutrir el quehacer político, se ha considerado pertinente esbozar en esta oportunidad algunas pinceladas en torno al contexto socio-cultural y político fragmentado y nutrido de desconfianzas que se percibe en Chile, en el aquí y el ahora; donde el descrédito no sólo es hacia el gobierno, sino también hacia los partidos políticos; donde el vacío de liderazgo  es hondo y la ciudadanía necesita interlocutores válidos.

La anomia se conoce como la ausencia de ley, orden, estructura; lo que implica falta de normas o incapacidad social de proveer a ciertos individuos de lo necesario para lograr las metas de la sociedad; lo que, las Ciencias Sociales, adjudican a la sociedad misma cuando sus instituciones y esquemas no logran aportar a algunos individuos las herramientas imprescindibles para alcanzar sus objetivos en el seno de su comunidad.

 En síntesis la Anomia  contribuye a explicar el porqué de ciertas conductas antisociales alejadas de lo que se considera como normal o aceptable, generando un problema para los gobernantes, ya que sus mecanismos de control, no son suficientes para revertir la alienación que reflejan las personas o grupos en esta condición.

La desconfianza en el colectivo lleva al individuo al aislamiento y la insensibilidad, y es ahí donde la anomia social es la respuesta a la desesperanza y a las desigualdades políticas, sociales y económicas; a la corrupción, al nepotismo, al monopolio de las oportunidades, a la discriminación y la injusticia.

En la desconfianza es difícil construir un escenario como el proyectado institucionalmente de una nueva Constitución Política, lo que cobra mayor gravedad en tiempos de Pandemia,  en que los estados anómicos,  ponen en riesgo a la población y se hace imposible la integración y regulación adecuada del comportamiento de las personas.

 Sin lugar a dudas, en el Chile de hoy, se necesita tener esperanza para el futuro y eso implica hacer todo lo posible por mitigar el deterioro de una anomia social, en beneficio del bien común.

La convivencia es una necesidad social a satisfacer por la sociedad, donde es lógico considerar que esta convivencia debe realizarse en libertad, igualdad de oportunidades y fraternidad, como base mínima. Derribar es relativamente fácil; pero reconstruir es tarea que en lo material, como en lo intelectual y moral, exige estudio, o sea observación y cálculo, principios y reglas, voluntad y sentimiento.

Sin disciplina es prácticamente imposible tener fortaleza y templanza ante las adversidades que se presentan día a día; de ahí la necesidad de tender a la propia  armonía del ser, pensando y actuando siempre en relación a un buen fin.

About Miguel Jimenez