Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Pinceladas de Formación Ciudadana Capítulo 61: Un Paréntesis… La República Socialista de Chile

By on 29 noviembre, 2021

Profesor Ricardo Vejar Cortés

Antes de situar la génesis de la Constitución de 1980 de conformidad a lo anunciado en el capítulo precedente, se ha considerado oportuno e interesante, por su contenido y proyecciones, hacer un paréntesis, con el fin de hacer referencia a la República Socialista de Chile; hecho histórico que media entre los hitos constitucionales de 1925 y 1980 y, que también se genera y concluye con sendos Golpes Militares, los cuales tuvieron lugar el 4 de junio y el 13 de septiembre de 1932, respectivamente.

El 4 de junio un Golpe de Estado liderado por Marmaduque Grove, Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, ocasionó la renuncia forzosa del Presidente Juan Esteban Montero y la instalación de una Junta de Gobierno presidida por el General en retiro Arturo Puga e integrada por Carlos Dávila y Eugenio Matte; Junta de Gobierno que instaura oficialmente la República Socialista de Chile y cuyo objetivo fundacional según lo expresado por el Ministro de Hacienda Alfredo Lagarrigue fue::”Alimentar al pueblo, vestir al pueblo, domiciliar al pueblo, entendiéndose por el pueblo al conjunto de los ciudadanos sin distinción de clase ni de partidos”

La citada Junta duró hasta el 16 de junio de 1932, ocasión en que un Grupo de Oficiales de la Guarnición de Santiago hacen un gran Golpe, en connivencia con Dávila, y detienen a Marmaduque Grove  y a Eugenio Matte ante la mirada atónita de todo el país.

Carlos Dávila obliga a Arturo Puga a dimitir y se autoproclama Presidente Provisional de la República.

Al respecto, se dejan claros dos puntos fundamentales: mantención de la impronta socialista como base inspiradora del gobierno, y el carácter transitorio de éste, indicación destinada a generar tranquilidad en la sociedad y en el mundo político.

En el contexto de lo definido en la especie por el Historiador Gonzalo Vial en términos que “la República Socialista ensayó en Chile por vez primera el Estado que planifica y controla la economía y aún produce él mismo”,  es importante evocar el Decreto Ley N° 520 de 1932, cuya vigencia le permitió al Gobierno de Salvador Allende aplicarlo en el período 1970 -1973 como un resquicio legal.

A través de este Decreto Ley, promulgado el 30 de agosto de 1932, se creó el Comisariato General de Subsistencias y Precios con el objetivo de “asegurar a los habitantes de la República Socialista las más convenientes condiciones económicas de vida”, estableciendo en lo principal lo siguiente:

  • “La finalidad de asegurar a los habitantes de la República las más convenientes condiciones económicas de vida, se obtendrá de preferencia mediante la adquisición y el control de la calidad y precio  de los artículos de primera necesidad  y de uso o consumo habitual, en todo lo que respecte a alimentos, vestuario, calefacción, alumbrado, transportes, productos medicinales y materias primas de dichas especies y servicios, atendidos, para la fijación de precios, los costos de producción, gastos inevitables y utilidades legítimas”.
  • “Para el solo efecto de atender a las necesidades imperiosas de la subsistencia del pueblo, se declaran  de utilidad pública los predios agrícolas, las empresas industriales y de comercio y los establecimientos  dedicados a la producción y distribución de artículos de primera necesidad; y se autoriza al Presidente de la República  para expropiarlos en los siguientes casos:
  • Todo establecimiento industrial o comercial, y toda explotación agrícola que se mantenga en receso, podrá ser expropiada por el Presidente de la República, a solicitud del Comisario General  de Subsistencias y Precios, previo informe favorable del Consejo de Defensa Fiscal y del Consejo Técnico respectivo.
  • El Presidente de la República, a propuesta del Comisario General, podrá imponer a los productores la obligación de producir o elaborar artículos declarados de primera necesidad, en las cantidades, calidades y condiciones que determine”.

 “El incumplimiento de dicha obligación  autoriza al Presidente de la República para expropiar el establecimiento, empresa o explotación del productor rebelde, todo sin perjuicio de las demás sanciones que establece esta ley”

He aquí algunas Pinceladas en torno a la República Socialista de Chile que duró cien días.

About Miguel Jimenez