Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Propuesta de nueva constitución lograría el DEBILITAMIENTO DE LA DEMOCRACIA Y DEL MARCO DE DERECHOS Y GARANTÍAS

By on 31 agosto, 2022

Pinceladas de Formación Ciudadana Capítulo 98

Profesor  Ricardo Vejar Cortés

La Propuesta Constitucional a ser plebiscitada el próximo 4 de septiembre debilita una democracia, fundada en el sistema de contrapesos  que implica una adecuada separación de los Poderes del Estado.  Si a ello se suma que no se define en la propia Constitución el contenido de derechos fundamentales –la propiedad y la libertad de empresa será lo que a futuro diga la ley, dejando de ser la Constitución un límite al legislador en este punto- y que se priva de la acción  ante la Corte Constitucional –hoy Tribunal Constitucional- a las personas, se pueden proyectar las consecuencias. Serán los jueces, controlados por criterios políticos a través de un Consejo de la Justicia sin mayoría de magistrados, los que determinarán si cuestionan o no la constitucionalidad en la aplicación de las leyes dictadas, a su vez  por una cámara única.  Esta, a su vez, se elegirá conforme reglas análogas a la Convención Constitucional, pudiendo preverse el resultado deseado.

Este debilitamiento de la democracia se constata en el fin del Senado y su reemplazo por una Cámara de las Regiones (Artículo 251) con menos atribuciones y poder que el nuevo Congreso de Diputadas y Diputados. La figura de los senadores, electos por regiones y aglutinadores de muchos votantes en base  a ideas consecuencialmente más moderadas, siempre  fue incómoda para el liderazgo presidencial que busca operar sin contrapeso.

El Presidente de la República podrá ser reelecto para el período inmediatamente siguiente, con el riesgo de que el mismo se transforme en un “presidente en campaña”, con grave peligro para la igualdad de oportunidades en el acceso al cargo.

Además se pone término por anticipado a los senadores que fueron electos en noviembre del año pasado y cuyo período terminaba en marzo de 2030. Se fija que “la legislatura ordinaria iniciada el 11 de marzo de 2022 terminará el 11 de marzo  de 2026. Las y los actuales integrantes del Senado terminarán sus mandatos el 11 de marzo de 2026 y podrán postular a las elecciones para el Congreso de Diputadas y Diputados y la Cámara de las Regiones que se realizará en noviembre de 2025, donde serán elegidas las diputadas y diputados y representantes regionales que ejercerán sus funciones desde el 11 de marzo de 2026” (Disposición Transitoria Decimotercera).

Adicionalmente, se trata de un sistema  que sólo funcionará bien para quien tenga  las capacidades  de manejar las asambleas desde la base pues, en tal caso, se produce la conjunción Ejecutivo-Legislativo.  En los demás casos, siempre el ejecutivo no tendrá apoyo legislativo y, por lo mismo, no se soluciona uno de los principales problemas que dio inicio al proceso en curso: la mala combinación entre sistema presidencial de gobierno y sistema electoral proporcional parlamentario.  Ello, agravado, además, con la sobre representación de los Pueblos Originarios y los intentos de facilitar la participación de grupos identitarios de finalidad política, tras la noción de independientes.

Las presentes consideraciones atinentes al debilitamiento de la democracia y del marco de derechos y garantías continuarán en el próximo Capítulo.

About Miguel Jimenez