Frase del día:: "No basta saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer". Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.

Semblanzas Loncochenses Don Víctor Sandoval y Señora Rosita

By on 16 abril, 2019

“El respaldo de mi Señora es para mí una experiencia que no se puede comparar con nada”.

Con estas palabras que pronuncia con claridad meridiana y con sus ojos llenos de lágrimas de amor, don Víctor Sandoval Vidal, próximo a cumplir 92 años de vida, define y caracteriza su relación conyugal con ROSA HERMINDA NUÑEZ RIVAS, a quien conoció en el fundo de don Víctor Ulloa mientras se desempeñaba como trabajador de la Hacienda Felber, propiedades colindantes de la comuna de Lanco.

Don Víctor y Señora Rosita formaron una auténtica familia campesina cuyos valores enriquecieron al trasladarse a la ciudad, proyectándolos en sus hijos Sergio Nicolás, María Victoria, Luis Guillermo, Sylvia Irene, Víctor Hugo, Rosita Elvira y el benjamín JUAN CARLOS que falleció trágicamente a los cinco años de edad y cuyo duelo conservan con claridad y mucha dignidad.

Piedra Angular en su vida laboral y, por ende, en el grupo familiar, fue  don Horacio Kumbach a quien don Víctor conoció en la Hacienda Freire y del cual fue su mano derecha en  la administración de la Hacienda Santa Julia de la familia Schleyer de la Comuna de Freire.

Al ligar don Horacio su destino con la Comuna de Loncoche como resultado de la invitación de don Roberto Diethelm para asumir la Administración de la industria  LONCOLECHE , llamó a don Víctor para cumplir funciones especiales en la Planta y, a posteriori del trauma generado por la muerte de su hijo Juan Carlos, ingresó al Servicio Agrícola y Ganadero, experiencia laboral que recuerda con especial afecto, particularmente por  la sociabilidad que allí compartió con Octavio Figueroa, Raúl Villena y el “Chico Pérez”.

Con motivo del traslado del  SAG a Villarrica el Alcalde Kumbach le dio la oportunidad de coordinar el Plan de Empleo Mínimo, PEM y cumplir otras  funciones en la Municipalidad, acogiéndose a Jubilación  durante la alcaldía de Leopoldo Ortíz  en la década del 90.

En este contexto don Víctor hace propicia la ocasión para expresar su reconocimiento y manifestar afectuosos elogios para don Horacio, verbigracia “era un hombre muy humanitario; cuando sabía que alguno de sus trabajadores estaba enfermo, lo iba a dejar al Hospital a cualquier hora”…

Con la fuerza del amor que siguen compartiendo don Víctor y Señora Rosita, con el apoyo de sus hijas y yernos, de sus hijos y nueras y el cariño de sus nietos y bisnietos, sus vecinos también son contestes que merecen celebrar BODAS DE DIAMANTES.

RICARDO VÉJAR CORTÉS

 

About Miguel Jimenez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *