Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Consejos para que tu mascota no sufra con fuegos artificiales

By on 30 diciembre, 2016

Por 24 horas.cl TVN

Perros y gatos tienen una sensibilidad auditiva muy elevada, por lo que se ven afectados por los fuegos artificiales. Y la comida es otro punto del que los amos se deben preocupar.

Nuestras mascotas son animales de costumbre y el ruido que producen los fuegos artificiales, la fuerte música de las fiestas de año nuevo y las personas que entran y salen de nuestra casa en estas celebraciones pueden estresarlos si no están acostumbrados. Los animales pueden sentir pánico, un alto nivel de estrés y manifestar conductas no habituales, como miedo (se esconden debajo de los muebles), huidas, agresividad y aullidos, entre otros.

“La mayoría de las mascotas son intolerantes a los sonidos fuertes, y en este caso al ruido de los fuegos artificiales. Si entre los 3 a los 6 meses ellos nunca escucharon un petardo, el ruido para ellos es muy fuerte, dado que su frecuencia auditiva es mucho mayor que la de nosotros. Es así como en ellos es 50 veces más fuerte,  por lo tanto los altera y estresa demasiado. Pueden salir arrancando por el miedo y luego no saber regresar a su casa», indica Patricio Moreno, médico veterinario de Laboratorio Drag Pharma.

El especialista señala que generalmente son los perros los que se ven más afectados, ya que los gatos, junto con tener más tolerancia, tienden a buscar refugio, más que arrancar. Para ayudar a nuestras mascotas con este tema existen en el mercado veterinario alternativas naturales que servirán para calmarlos como el Paz Pet,elaborado a base de Valeriana, Passiflora y Melissa, el no hace dormir al animal pero lo calma. Además, contiene L- Theanina, un compuesto derivado de la hoja del té verde que favorece la liberación del neurotransmisor dopamina, vinculado al placer y la felicidad. Debe ser suministrado días antes del evento de fuegos artificiales para alcanzar los resultados esperados.

Para casos más extremos existen también tranquilizantes que pueden administrarse, pero deben ser recetados previamente por un médico veterinario que haya examinado a la mascota.

Cuida su alimentación

Muy común en esta época también son los desórdenes alimentarios en nuestras mascotas, ya que en plena celebración las personas muchas veces les dan a sus perros distintas cosas que pueden ser complejas para el organismo del can.

Pan de pascua, huesos de pollo o papas fritas representan un riesgo. Los huesos de pollo, por ejemplo, pueden llegar al intestino y producir obstrucción, causando así incluso diarrea con sangre o vómitos. Y si su perro es cachorro, puede presentar cuadros de deshidratación terminando incluso con la hospitalización.

 

 

 

About Miguel Jimenez