Frase del día: "Tratad a los demás como queréis que ellos os traten" Mateo 7,16. 12-14

Concejal Pineda reflexiona sobre presente y futuro de Loncoche

By on 11 mayo, 2016

REFLEXIÓN SOBRE EL PRESENTE Y FUTURO DEL DESARROLLO ECONÓMICO Y LABORAL DE LONCOHE

Viajando en bus con destino a Temuco, junto a medio centenar de personas que por años y a diario tienen que hacer esto para llevar el sustento diario a sus familias. Al pasar por calle Bulnes, desde mi ventana veo a un centenar de personas esperando buses que los llevan a sus faenas a la Región de los Ríos, y desde las 06 de la mañana ya han salido otros centenares de loncochenses a otras latitudes, como lo haran a las 07:15, a las 0730, a las 08:00 y hasta las 08:30, todos en busca del para Loncoche tan esquivo trabajo.

Enhorabuena que hemos podido conseguir un trabajo cerca de nuestros hogares, pues hay miles que están a cientos y cientos de kilómetros, incluso a miles de kilómetros, trabajando con la esperanza de cada 20 días venir a ver a sus esposas e hijos, a diferencia de otros tantos miles, que por ahora «bailan con la fea», con angustia, sin trabajo, pero con la esperanza de un futuro mejor.

Esto es lo que me motiva a dar la lucha, la injusticia de vivir en una comuna hermosa, con gente trabajadora y de esfuerzo, con jóvenes profesionales que han sudado la gota gorda, ellos y sus familias, para lograr un título técnico o universitario, pero que hoy está hundida en la cesantía, porque por décadas no se planificó el desarrollo industrial de Loncoche, por décadas se trae a profesores, técnicos y profesionales de afuera, y por décadas no ha sido la generación de fuentes de trabajo el principal objetivo de la comuna.

Si queremos resultados distintos, no podemos seguir haciendo más de lo mismo, debemos sacar adelante un plano regulador que contemple un parque industrial, delimitando claramente el área donde se puedan instalar empresas, generando alianzas con el mundo privado que invite a instalar inversión en Loncoche que genere puestos de trabajo permanente, y no seguir con la tramitación de un plano regulador que lleva más de 10 años tramitándose sin resultados concretos, haciendo un catastro de profesionales locales, para darles preferencia para ser contratados en la comuna, potenciando el emprendimiento local generando fondos concursables municipales, evitando que muchos tengan que competir sin resultados en los concursos regionales y nacionales, eliminando la Udel, transformándola en un centro de de emprendimiento y desarrollo económico local, que no dependa de DIDECO, sino que con dirección propia y dependencia directa del Alcalde, que permita generar una nueva institucionalidad comunal a disposición de la generación y apoyo permanente al emprendimiento urbano y rural, potenciando ideas innovadoras como los huertos urbanos, el desarrollo de la producción de carbón, artesanía de intereses especiales, desarrollar a nivel semi industrial, y porque no, industrial, el cultivo y producción de fruta le menores, etc.

Todo esto agregado a un re impulso de la inversión pública en infraestructura, puesto que en los últimos cinco años hemos tenido la más baja en los últimos 15 años, lo que permitirá el desarrollo de grandes proyectos de infraestructura con las consecuencial generación de puestos de trabajo, tales como una nueva avenida Balmaceda, arreglo de la vialidad urbana, Centro Cultural, Polideportivos, CESFAM, Parques, asfalto de rutas rurales, y arreglo de los caminos rurales existentes, terminar la ruta Loncoche a Calafquen, Alcntrillado par La Paz, reposición de la Escuela de Huiscapi, concretar la construcción de las cosas de los comités de vivienda que existen en loncoche, Huiscapi y La Laz, y generando presupuestos participativos en los barrios para generar inversión pública con participación de los vecinos, etc.

Como ven, un nuevo Loncoche es posible, pero con planificación, capacidad de gestión, trabajo en equipo y de la mano con la ciudadanía, y para ello es necesario una nueva administración, con energías renovadas, con nuevos cuadros técnicos y profesionales, en donde la mayoría deben ser loncochenses,  que tengan la capacidad de inyectar nuevas energías, nuevas ganas, mística y seriedad a un trabajo verdaderamente planificado, que sacará a nuestra comuna de letargo que por años ha ido provocando la cesantía más grande de nuestra historia.

About Miguel Jimenez